SOBRE EL PAPEL DEL CORAJE EN LA GUERRA Y EN LA PAZ

DAVID ADAMS

Departamento de Psicología, Universidad de Wesleyan

 

  Resumen: Jaime Ernesto Vargas-Mendoza

 

 

 

1.      Hablamos del coraje por ser un término de uso común por la gente para describir lo que a veces se siente. En el contexto de la investigación animal se llama “ofensa”, que es más descriptivo.

2.      El mito frecuente de que el hombre es instintivamente agresivo, es lo que sustenta la creencia equivocada de que la guerra es la consecuencia lógica de la expresión instintiva de la agresión humana y no queda nada por hacer. Este es un punto de vista equivocado y además pesimista.

3.      Actualmente la guerra no es una serie de encuentros cara a cara, donde las emociones predominen en las etapas iniciales del conflicto. Se trata de una conducción racional que refleja la seriedad y el peligro que envuelve.

4.      En los ataques modernos, el coraje y otras emociones relacionadas no tienen lugar y son peligrosas durante la batalla. En lugar de ello, se enfatiza la planeación cuidadosa, la estructura jerárquica del mando y el uso racional del armamento bajo condiciones de mínima exposición ante el enemigo.

5.      Otro mito incierto vinculado con estas creencias es el que se refiere a que el hombre y no la mujer es el agresivo. Sin embargo, en las especies de mamíferos no se ha encontrado esto. Incluso, en ocasiones, la hembra es más agresiva cuando tiene que defender el nido.

6.      La guerra, entonces, no es un pleito entre animales, sino una INSTITUCIÓN que habría que estudiar  como lo hacemos con el matrimonio, la esclavitud, el colonialismo, la formación de los estados, las organizaciones internacionales, etc.

7.      Sin embargo, el coraje puede ser útil para pelear contra la guerra. El activista necesita una motivación poderosa y ésta puede ser una de ellas. De hecho, se encuentra al entrevistar a los pacifistas.

8.      Pero no todo el coraje es útil. Si lo expresa uno a los que tiene alrededor, se quedará solo. La utilidad reside en dirigirlo contra el sistema militar y las políticas económicas relacionadas con el armamentismo. “Habrá que amar a Dios y odiar al Diablo”.

9.      La no violencia por sí misma no desmantelará la infraestructura de la guerra. El cambio social y la abolición de la guerra será el resultado del esfuerzo de cada vez mas personas y los psicólogos jugamos nuestro rol, entre otras cosas tratando de desarrollar conciencia de los hechos y motivación para cambiarlos. ¡El coraje juega un papel esencial!

 

 

En caso de citar este documento por favor utiliza la siguiente referencia:  

Vargas-Mendoza, J. E. (2008),  Sobre el papel del coraje en la guerra y en la paz de David Adams. Resumen. México: Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C. En

http://www.conductitlan.net/psicologia_de_la_guerra_y_la_paz.html

 
 
 
Tus comentarios nos resultan útiles y estimulantes escribe a: 
comentarios @conductitlan.net
 
La asociación promueve la reproducción parcial o  total de este documento sin fines de lucro y citando las fuentes. Si deseas hacer  donativos  para las actividades que realizamos, que impartamos cursos o talleres en tu localidad, colaborar con esta página o ejecutar algún proyecto comunitario o de investigación de manera conjunta  comunícate con nosotros.
 
© 2007. Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C.
Calzada Madero 1304, Centro, Oaxaca de Juárez, Oaxaca, México. C.P. 68000

Tel. (951)5142063, (951) 5495923, Fax. (951) 5147646

Para visualizar correctamente este sitio utilice Internet Explorer 

 

Última actualización 1 de enero  del 2008