¿SERVIRÁN LOS PRINCIPIOS CONDUCTUALES PARA LOS REVOLUCIONARIOS?

 

JAMES G. HOLLAND

UNIVERSITY OF PITTSBURG

 

Resumen: Jaime Ernesto Vargas-Mendoza

 

  

 

 

 

 

1.       Estamos orgullosos de lo que hemos logrado en el laboratorio de condicionamiento operante ... defendemos el diseño deliberado y tendiente al control de los asuntos humanos en vez de dejarlos a merced de contingencias accidentales.

2.       Es natural que un psicólogo entrenado en laboratorio vea dificultades al inmiscuirse en las ciencias políticas, pero al fin y al cabo, el uso potencial de las técnicas de la modificación de conducta para el diseño cultural hace que sea inevitable esa intromisión.

3.       Los sistemas de reforzamiento de esta sociedad están basados en la adquisición de lucro material personal y el privilegio o estatus personal. El elemento dominante del sistema de reforzamiento continúa siendo el egoísmo y la competitividad por bienes de consumo y privilegios.

4.       En cada caso, la contingencia está establecida por el peldaño siguiente de la elite y la ascensión solo es posible cuando uno agrada a esa elite. La ciencia está al servicio de quienes dominan los medios para usarla.

5.       Desgraciadamente se aplican las técnicas de modificación de conducta para mejorar el ejército. Para que los soldados aumenten su productividad disparando al enemigo. En programas de “pacificación” que se llevan en el extranjero o de franca contra insurrección.

6.       Las personas carentes de riqueza y de poder no están en posibilidades de usar la tecnología. Lo más importante a este respecto es que el científico de la conducta analice la operación del control conductual en nuestra sociedad y comunique este análisis a otros para que estén mejor preparados para el contra-control.

7.       Actualmente el avance tecnológico ya permite el control conductual de grandes poblaciones, con técnicas modernas de vigilancia y computadoras.

8.       También se ha desarrollado una tecnología de la insurgencia, según el FBI un psicólogo de nombre Ronald Kaufman elaboró un mecanismo para detonar bombas con larga demora de tiempo y planeaba detonarlas, exigiendo la liberación de presos políticos, por ejemplo. Este es un sistema de contingencias aversivas contra la clase dirigente.

9.       Si el éxito de la revolución depende del cambio del hombre, la psicología tiene mucho que decir y hacer al respecto.

10.   Si queremos que una ciencia de la conducta esté al servicio de una nueva sociedad igualitaria, tenemos que hacer grandes cambios en nuestra forma de trabajar: (1) interrumpir el trabajo tendiente a servir para la riqueza y el poder, (2) adaptar nuestro trabajo a las necesidades directas del pueblo que lucha por liberarse del control y la explotación del grupo poderoso, y (3) explorar las formas de modificación de conducta que sean compatibles con un sistema igualitario, no materialista y no elitista, sino constructivo, cuando menos en lo tocante a los medios para el inaplazable cambio revolucionario del hombre.

 

 

En caso de citar este documento por favor utiliza la siguiente referencia:  

Vargas-Mendoza, J. E. (2008)  Servirán los principios conductuales para los revolucionarios de James holland.Resumen. México: Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C. En

http://www.conductitlan.net/serviran_los_principios_conductuales_para_los_revolucionarios.html

 
 
 
Tus comentarios nos resultan útiles y estimulantes escribe a: 
comentarios @conductitlan.net
 
La asociación promueve la reproducción parcial o  total de este documento sin fines de lucro y citando las fuentes. Si deseas hacer  donativos  para las actividades que realizamos, que impartamos cursos o talleres en tu localidad, colaborar con esta página o ejecutar algún proyecto comunitario o de investigación de manera conjunta  comunícate con nosotros.
 
© 2008. Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C.
Calzada Madero 1304, Centro, Oaxaca de Juárez, Oaxaca, México. C.P. 68000

Tel. (951)5142063, (951) 5495923, Fax. (951) 5147646

Para visualizar correctamente este sitio utilice Internet Explorer 

 

Última actualización 1 de enero  del 2008